La tradición de los Globos de Oro

Creo que tengo casi como una tradición con respecto a los Golden Globes. Cada año me siento pegada a la televisión desde la alfombra roja en adelante para seguir estos premios de series y cine. Puede ser porque me gusta mucho ver TV, películas o porque simplemente disfruto ver sus vestidos, pero en cada versión sagradamente me siento con una papitas y una cerveza a ver los premios.

En esta versión estaba más entusiasmada que nunca, especialmente porque se venía la última premiación para una de mis series favoritas: Breaking Bad. Probablemente el premio a Bryan Cranston como mejor actor Drama y Breaking Bad como mejor serie fueron lejos los que más celebre. Aunque también tuve mi rato de felicidad con el premio de Amy Poehler, una bacán que no sólo estaba como presentadora junto a Tina Fey, sino que estaba tan emocionada que no supo que decir para su primer Globo de Oro.

amy

También me alegró el premio de mejor actriz de reparto drama para Robin Wright de House of Cards, especialmente porque no sólo es una re afirmación para ella, como una excelente actriz y parte vital de la serie, sino que también es un visto bueno para Netflix con su primer Globo de Oro como plataforma alternativa de series, que ya tenía diversos merecidos nominados desde comedia con la protagonista de Orange is the New Black hasta el consagrado Kevin Space y por la misma serie de Wright.

En tanto, en películas no tenía mis favoritas porque hasta el momento no he visto ninguna más allá de Gravity. Sin embargo,  después de la ceremonia quedé con la idea de que sí o sí tengo que ver Blue Jasmine, The Wolf of Wall Street, Dallas Buyers Club (que al parecer es trigidísima a nivel de actuación) y American Hustle, que se llevaron la mayoría de los premios, además de las serie Broklynn nine-nine, que apareció casi como revelación en comedia con premio a mejor actor y serie, y Top of the Lake, que ya empecé a ver en Netflix, pero todavía no engancho, y que tiene como protagonista a la sequísima Elizabeth Moss.

Acá su cuático trailer

Ahora solamente queda esperar los Oscar, tanto por sus vestidos -porque oh sí, también es mi parte favorita- como por la pelea de todas estas películas como la mejor del 2013. A ver si por fin Dicaprio se lleva un Oscar, y todo internet celebra con él, si Cuarón repite su premio como mejor director sobre Scorcese, y si los actores de Dallas Buyers Club y las actrices de American Hustle prevalecen en los premios por sobre, por ejemplo, la popular Sandra Bullock y los protagonistas de 12 Years a Slave.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s