5 cosas que pienso sobre el caso “Woody Allen vs la familia Farrow”

allen

Hace unos días revivió una polémica muy fuerte relacionada a uno de los cineastas más conocidos de la actualidad, el director de cine Woody Allen, y un supuesto caso de abuso que habría cometido contra una de sus hijas adoptivas cuando tenía solamente 7 años de edad. Acá les cuento las 5 claves del resurgimiento de este caso.

1. La carta: Aunque este caso es de los años 90’s, esta semana reflotó gracias a una carta de Dylan Farrow al medio The New York Times donde acusa al director de cine de abusar de ella cuando tenía siete años. Ahora, de 28, Dylan no sólo relata cómo ocurrieron estos abusos sexuales sino que además increpa directamente a los compañeros de trabajo de su padre adoptivo, llamándolos a no hacer caso omiso de sus palabras.

Este punto es precisamente la parte fuerte de la carta, y la que más me choca a mí en lo personal, al dejar en claro que no importa la trayectoria del cineasta, o “cuál es tu película favorita de Woody Allen”. Lo que eventualmente le habría hecho a su hija es mucho más fuerte y no sólo le compete a él, sino que a todos los actores (Louis C.K, Cate Blanchet, Emma Stone) que han decidido participar en sus películas.

2. El caso en sí: Estas acusaciones no son precisamente nuevas. La primera vez que se hicieron conocidas fue durante la batalla por la custodia de los hijos entre Mia Farrow y Woody Allen, y poco después de que la actriz supiera del amorío entre el director y su hija adoptiva. En ese momento, el caso no prosperó en la corte, donde consideraron que el testimonio de Dylan no era consistente y podía estar influenciado por Mia Farrow. Tampoco se hallaron evidencias de abuso, ni otros testimonios que probaran el caso. Por lo que, por lo menos por esta arista y tomando al pie de la letra lo que dijo la justicia, Allen ya fue declarado inocente alguna vez de estas mismas acusaciones. Además, es poco probable que el caso pueda reabrirse, así que quizás se quedará para siempre con esa sentencia.

3. La defensa: Luego que surgiera la carta de Dylan, algunos amigos de Allen lo defendieron inmediatamente. Creo que la respuesta más emblemática es la de Robert B. Weide, director de un documental sobre Woody Allen, en el medio The Daily Beast. Ahí, el ahora amigo de Allen, toma diversas evidencias de su investigación para refutar los dichos de Farrow.

Sin embargo, a mi parecer toma ciertos detalles que no tienen valor dentro de la polémica entre el director y su ex novia, asegurando que su relación no era precisamente feliz, algo que quedaba claro en la relación extra marital de Farrow con su ex, Frank Sinatra. También habla de otras relaciones extra maritales previas de la actriz, en sus otros matrimonios y su alta diferencia de edad con sus ex esposos, uno de los tópicos también cuestionados en la relación de Allen con la hija adoptiva de la actriz. No obstante, ninguno de estos argumento disminuye de alguna forma los agravantes o la posible culpabilidad del director. Estos dichos que no sólo son gratuitos, sino que en fondo no tienen relación ni con el posible caso de abuso de Dylan, ni con el daño que el affaire del cineasta causó en la familia de Farrow.

4. Mia Farrow, la mala: Uno de los argumentos más usados con respecto a este caso, es que en realidad Mia Farrow todavía sigue “despechada” (detesto esa palabra) por la traición de Allen y ha gastado su vida en adoctrinar a sus hijos para que odien al director. Creo que este argumento de mujer furiosa y loca que inventa abusos es sumamente delicado, no porque pueda ser aplicable o no a este caso, sino porque trivializa las bases de los casos de abuso de niños solo como parte de peleas entre los adultos. Obviamente mujeres así hay, pero apelar a ese estereotipo cuando la acusación la hizo una adulta, Dylan actualmente tiene 28 años, no es el mejor argumento.

Además Mia no es la única que le tiene sangre en el ojo a Allen. Si bien fue la primera en saltar y decir que iba a cambiar de canal en el momento en que premiaban la trayectoria del director en los Globos de Oro, su hijo Ronan Farrow (posible hijo biológico de Frank Sinatra) fue mucho más directo. Este joven no sólo nombró directamente el abuso contra su hermana, sino que además ya había señalado previamente -en una entrevista con la revista Vanity Fair– el gran daño que causó el cineasta en su familia y cómo debieron sacarlo hasta de las fotos familiares. Así que ojo ahí.

5. El matrimonio Soon Yi – Allen El punto de quiebre máximo en este caso es que Woody Allen parece tener “precedentes” de relaciones complejas con su familia. Hablo específicamente de su matrimonio con Soon-Yi Priven. Ok, no es su hija, ni adoptiva ni biológica. Su figura paterna es un ex esposo de Farrow y al parecer la actriz y Allen no tenían una relación precisamente de “familia todos juntos en una misma casa”, así que no se habría criado con el director. Pero de todas formas la actual esposa de Allen tenía solamente 10 años cuando se conocieron y mal que mal no sólo era la hija de su novia, sino que además tenía 19 años y era la hermana de sus hijos biológicos y adoptivos cuando comenzaron a involucrarse.

Obviamente es un caso que provoca un golpe en una familia, más allá de si era realmente su tutor o si comenzaron a tener relaciones siendo ella mayor de edad. Sin embargo, tampoco es una prueba de los abusos de Allen contra Dylan, simplemente es el inicio de toda esta crisis entre él y su ex familia.

A mi sinceramente me perturba un poco, especialmente por el dolor que puede provocar en una familia un caso como este. No es simplemente porque pudo engañar a Farrow, sino porque quebró además la relación entre Soon Yi y sus hermanos. Y aunque no sea una prueba de nada con respecto a las acusaciones de Dylan, y puedan haber mil subterfugios que puedan hacer sonar a Allen como inocente, me cuesta intentar justificar a un hombre en base a su trabajo artístico teniendo en cuenta, que en el fondo y con todos estos antecedentes, no es una gran persona.

Anuncios

There are 2 comments

    1. dezetag

      Es que no importa cómo traten de justificar que no es su hija. Finalmente era la hija de su polola, vivió con ella y era una niña cuando se conocieron. Es demasiado perturbante además que piense que no pudo causar ningún daño en su familia más allá del enojo de la Mia Farrow, obvio que toda la situación igual fue súper rara para sus hijos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s