Canciones de cáncer

cancionescancer

Hace alrededor de cuatro años tuve cáncer. Un tipo no tan raro llamado Linfoma de Hodgkin, pero que obviamente no me esperaba teniendo solamente 21 años. No tengo ningún familiar directo que haya tenido esta enfermedad, y la que me dio no es precisamente genética, así que fui una de las primeras de mi familia en pasar por todo lo que involucra algunas veces este tipo de mal: quimioterapias y radioterapias.

El proceso fue bastante tranquilo, para lo que puede ser tener cáncer a los veinte, pero obviamente se me cayó el pelo (que puede parecer una experiencia superficial para algunos, pero por lo menos para mí fue fuerte, por un tema visual y porque era la evidencia más clara de que estaba enferma) y estuve muy limitada a hacer lo que quería por prácticamente un año.

Pero no quiero centrarme en eso, sino que compartir una lista de canciones que fueron importantes para mí durante ese proceso. Hace unos días volví a escuchar una de estas canciones por casualidad y me recordó ese minuto, de tratar de darme ánimo pero estar a la vez muerta de miedo por dentro. Eso sí, esta no es una lista Pilar Sordo, de canciones llenas de mensajes para comenzar a tomarle la importancia a la vida, sino que simplemente cinco temas que estuvieron ahí, quimioterapia tras quimioterapia, durante todo un semestre de universidad que fue más pesado que nunca y que probablemente seguirán siendo importantes por muchos años más.

Do you Realize – Flaming Lips

Si hubiera tenido que elegir una canción para mi funeral (bueno, tenía cáncer, era una posibilidad mal que mal) era ésta. Su letra era era perfecta en ese sentido. Dentro de la desesperanza que puedes sentir al pensar que te vas a morir joven, una frase como “that everyone you know some day will die” sonaban extrañamente esperanzadora (no podría explicar ahora por qué). Punto aparte al coro, todavía me da pena escuchando un poco.

Pastor de elefantes – Los mil jinetes

Esta canción creo que la amé cuando estaba enferma, pero pasó a ser de mis favoritas de la vida. Conocí a este grupo unas semanas antes de saber que tenía cáncer y su disco Reconoceronte se quedó dentro de mis listas por varios años más después de que me curé. Esta canción en específico no tiene mucha letra, generalmente eso es lo que hace que me encariñe con las canciones, pero tiene un melodía perfecta. La percusión, la guitarra, las pausas, la hacen una de las mejores canciones que he escuchado. Cada vez que la oigo me acuerdo de mis caminatas a Campus Oriente (ese semestre tuve casi sólo electivos) y el frío, pero la tranquilidad mental que me entregaba esta música.

This too shall pass – Ok Go

El video de esta canción es perfecto. Quizás eso fue lo primero que me gustó de este tema en específico (hay dos versiones, pero la de arriba es la mejor). Aunque en verdad es la letra. A veces me pasa que estoy escuchando canciones en aleatorio, más que nada para conocer nueva música, y de la nada le pongo atención a algo que dicen, una parte de la letra, que no entiendo de buenas a primeras pero que me provoca algo inconscientemente. Así, la vuelvo a escuchar, busco la letra, compruebo qué decía, y generalmente, o por lo menos me pasó con esta canción, el tema se convierte de inmediato en mi favorito. En este caso la frase fue el título de la canción que dice “let it go, this too shall pass”, que ok, es un poco Pilar Sordo pero qué importa.

Dog days are over – Florence and the machine

Esta canción la escuchaba especialmente cuando ya había terminado con las quimioterapias y estaba comenzando las radios. Puede que sea una canción de minitah, así catalogaron algunos de mis amigos a esta cantante, pero yo la encuentro bacán. Por lo menos esta canción. Cuando la escuchaba me ayudaba a pensar que todo lo malo ya se estaba acabando, y que de cierta manera, el cáncer ya se estaba yendo.

Chemo limo – Regina Spektor

Con esta canción me pasaba algo raro, porque no era precisamente nueva para mí, la conocía hace años, pero tomó un significado completamente diferente, pero no cuando tenía cáncer y estaba en lo peor, sino que después. Creo que uno de los temores más fuertes de los sobreviviente de esta enfermedad de mierda es el temor de tenerla de nuevo. De pasar una vez más por las quimioterapias, los mareos, el miedo. Todo eso me recordaba esta canción, que habla de una mamá soltera que tiene cáncer y que prefiere pagar por una limosina por sobre recibir tratamiento. Y todavía me lo recuerda, sólo que ahora me da menos temor por lo menos.

Anuncios

There are 2 comments

  1. Raúl

    Hola, no tengo claro como llegue acá, pero me llamo la atención lo del Linfoma de Hodgkin, ya que mi padre falleció hace casi 21 años, se que sonara loco, pero quería saber como estabas? te recuperaste bien? en fin saludos!!! ahh y Do You Realize – that you have the most beautiful face!!!! es maravillosa

    1. Daniela Zárate

      Hola! Tuve mucha suerte y me recuperé sin problemas después de varios meses de quimioterapias. Ya han pasado 4 años de todo eso, y no he tenido ningún problema hasta ahora. Muchas gracias por la preocupación y por leernos. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s